CAFÉ

NO SÓLO ESPRESSO

Granos de café verdes

DONDE TODO COMENZÓ

Desde 1950, Pavin Caffè siempre ha prestado mucha atención a la selección de granos de café crudos, conscientes de que este es el punto de partida para obtener mezclas únicas e inconfundibles. Para producir café de alta calidad, el proceso de selección se controla constantemente a través del análisis sensorial. Inicialmente se requiere una muestra de café crudo, con todos los datos de identificación. Después de una primera inspección visual, se observa la forma, el tamaño de los granos y su color. La muestra es tostada por un especialista en una pequeña máquina tostadora. Tan pronto como esté listo, se realiza un procedimiento de degustación de cada muestra. El proceso se documenta mediante la compilación de hojas de evaluación cualitativa. Las pruebas y muestras se almacenan para consultas futuras. Periódicamente, el análisis interno de las muestras de café se envía a un laboratorio externo certificado. Tal análisis permite a la compañía tener una evaluación completa de cada muestra de café.

Café tostado

El café de los hermanos Pavin se extendió por todas partes y fue cada vez más demandado. Inicialmente se tostó con un pequeño tostador manual de 10 kg. y fue vendido por Luigi que solía entregar a los clientes, con su bicicleta, pequeños paquetes de Pavin Caffè.
Pronto la bicicleta fue reemplazada por un automóvil y la entrega de café fue realizada por un Fiat Topolino 500 C.
A partir de ese momento, el crecimiento de Pavin Caffè y la adquisición de nuevos mercados se hicieron continuos.
Durante los años 1960-1980 del siglo pasado, además del mercado profesional de cafeterías y restaurantes, se desarrollaron ventas a tiendas minoristas para la preparación del hogar con Moka tradicional. Durante la década de 1980-1990, el mercado estuvo representado principalmente por cafeterías y restaurantes, ya que Pavin Caffè había decidido centrarse en el mercado profesional de alta calidad en lugar de las ventas masivas que se desarrollaban gradualmente en los supermercados.
A principios del siglo XXI, la tercera generación ingresó a la Compañía con un fuerte deseo de innovación basado principalmente en nuevas relaciones comerciales con países extranjeros. La razón fue la conciencia de que los mercados extranjeros representaban una gran oportunidad para los productos alimenticios y bebidas hechos en Italia y, además, también hay motivaciones vinculadas a una fuerte apertura e interés en diferentes mundos y culturas. Esta actitud era una característica específica del territorio en el que la Compañía tiene sus raíces. Aquí el comercio exterior fue un elemento fuerte tanto en el desarrollo económico como en el enriquecimiento cultural desde principios del siglo pasado.

Métodos de espresso

UN GRAN CLÁSICO

El espresso se obtiene mediante la filtración de agua a alta presión, a una temperatura entre 90°C y 94°C. El agua pasa a través de un filtro lleno aproximadamente con 7,5 gramos de café molido.

El tiempo de extracción va de 15 a 35 segundos y el resultado es una bebida de 20/30 ml. La bebida tiene una crema densa con tonos de color avellana, con sabor aterciopelado y con una intensidad agradable.

MÉTODO DE FILTRO

El filtro de café es el resultado de la extracción de agua a una temperatura de aproximadamente 92°C a través de un filtro. La cantidad de café molido es de aproximadamente 60 gramos por litro de agua, y el tiempo de extracción varía ligeramente según las herramientas utilizadas. La bebida es especialmente apreciada por sus aromas frescos y afrutados.

CAFÉ FRÍO

El café frío se obtiene por extracción de agua fría a través de un filtro. La cantidad de café molido es de aproximadamente 80 gramos por litro de agua, y el tiempo de extracción es de aproximadamente 10-12 horas. El resultado es una bebida con acidez fresca y fina y con notas cítricas extremadamente agradables.

CAFÉ NITRO

El café nitro se obtiene añadiendo nitrógeno al café preparado en frío.